Poema El sentido de la vida

El Sentido de la Vida

Si en mis manos un planeta me pusieras

Sería uno que de cuentos y de sueños se escribiera,

Sería uno dibujado sin errores ni pecados

Todo hombre de amor y comprensión seria inculcado.

Desearía cada día que las guerras no existieran,

Que la gente no muriera por malditas decisiones.

No habría trágicos lamentos, ni soberbias ambiciones.

La nobleza de mi madre por el mundo la esparciera,

Los consejos de mi padre, en los actos se sintieran.

No importara ser muy bajo o muy alto,

Ni muy gordo, ni muy flaco

Un ateo o un creyente

Ser un blanco o un mulato.

Desearía que el hombro de la gente no sitúe una frontera

Que mi Dios no sea el tuyo, e igual tú me quisieras.

Que los hombres no interrumpan la cadena de la vida,

Ni sean jueces de otros hombres porque actúen diferentes.

Como el hombre de esta tierra…

Pobre Hombre!

La jornada de sus días fue de stress y ambición

El sentido de la vida con el tiempo lo olvido.

La Familia, la alegría y la paz del corazón.

Doris Bendaña

Anuncios

5 comentarios en “El Sentido de la Vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s